“No solo de palabras vive el hombre”

819217_535318213179114_90298200_o

6:45 de la tarde. Domingo 17 de Julio a 90 grados Fahrenheit. En pleno Harlem me encuentro sentada en el Starbucks de la esquina. De cara a Frederick Douglass Blvd. voy viendo pasar, a medida que mis dedos van tecleando, los más inverosímiles caracteres por una avenida que más bien parece un complejo y atestado escaparate más que de una simple y normal avenida de la ciudad. Ordenadores cargando baterías, tertulias vía skype, estudiantes de paso, algun que otro turista…, todos parecen entrar en el establecimiento como si del único oásis se tratase en medio de la ardiente y húmeda marabunda superpoblada más conocida como la Gran Manzana…En fin, que aquí cada uno en su asunto y yo y mi incondicional Iced White Chocolate Mocha big size (digamos que para un español sería casi medio litro de líquido: decaf o descafeinado que luego no pego ojo, más su nata montada, azúcar y no se que más condimentos añadidos…), vamos a pasar un buen rato debatiéndonos en duelo. Así que comencemos, esto va a ser interesante…

Os preguntaréis que me ando trayendo entre manos después de tanto tiempo fuera de la península, verdad?, pues eso mismo es lo que os voy a ir contando a través de estas líneas caligrafeadas del TextEdit de mi viejo y portátil amigo MacBookPro – a.k.a. laptop, que por cierto, el pobre ya necesita una descarga en condiciones de archivos o backup, este se me muere…

Llevo mucho tiempo queriendo empezar este blog, contaros cosas y compartir más de mí y os puedo asegurar que hay mucho que contar. Advertencia: no siempre estas líneas serán escritas bajo el más sensible, amable y condescendiente de los humores, soy escorpio con ascendente aún sin especificar, no sé, me sacaron la carta astral, la perdí y no recuerdo que casa domina o vela por mí, total el caso es que soy una escorpio muy puntiaguda y de vez en cuando me da el punto y me revelo. Es lo que tiene ser una rebelde-con-causa, sí sí, con algunas causas vine al mundo y una de ellas es y sigue siendo el descifrado de mí misma y esa tarea en una jungla como en la que vivo puede llegar a ser lo más salvaje y acojonante jamás vivido ajajjaja…Vaya! Se me enfrío el café. A por el “refill” (el rellenado típico de las bebidas en América), aquí te añaden más café por 0.54 dólares. Es decir, el cafelito te cuesta unos 5 dólares y el añadido un poco más de un dólar. La que me espera…Queda inaugurado este blog!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s